+45 ACTIVOS.

QUEREMOS AYUDAR A RECONSTRUIR LA ECONOMÍA DEL PAÍS, PERO NOS DISCRIMINAN LABORALMENTE POR NUESTRA EDAD .

El colectivo de personas que se encuentra en situación de desempleo durante más de un año creció en el periodo de la crisis anterior al coronavirus hasta alcanzar un máximo del 61,8% sobre el total de parados. 

El porcentaje de individuos que permanece en desempleo 2 años o más se sitúa por encima del 30% y afecta especialmente a los mayores de 50 años. 

Desde el punto de vista social e individual las consecuencias son igualmente graves, pues el desempleo de larga duración es puerta de entrada a la pobreza y la exclusión social, al aislamiento y al empeoramiento de la salud mental del desempleado. 

El grupo poblacional más vulnerable en términos de desempleados de larga duración es el que tiene más de 50 años. Entre 2013 y 2019 el desempleo de larga duración se redujo en todos los grupos de edad considerados. Sin embargo, es el que menos se ha beneficiado de la supuesta recuperación económica antes de la pandemia, en estos términos es el que más cargas familiares posee y, además, debido a su edad, el que más complicada tiene su reincorporación al mercado de trabajo.

En 2019, el 60,4% de los parados mayores de 50 años lleva en esta situación más de un año, mientras que para el grupo de población más joven, esta situación se da en el 29,3% de los parados.

Sobre nosotros circulan gran número de mantras…dicen que  somos poco adaptables y eso es incierto. Hemos capeado las crisis anteriores, desde la del 93 hasta la del 2008. Hemos evolucionado vitalmente, estamos llenos de experiencias y nos hemos adaptado saliendo adelante con todo ello. 

+45 ACTIVOS lucha contra los tópicos y estereotipos falsos que intentan alejar a los trabajadores senior del mundo laboral y las oportunidades de trabajo.