NÚMEROS Y ESTADÍSTICAS

Convivimos habitualmente con números y datos para explicar tendencias, inducir comportamientos, reforzar o relajar medidas.

Llevamos semanas siguiendo a diario los partes de fallecidos, contagios y supervivientes. Y, al igual que los resultados electorales, cada cuál los interpreta en función de la realidad que quiera vendernos.

Pero para las familias que han sufrido la muerte de un ser querido, el significado de la pérdida trasciende cualquier estadística.

Somos cercanos a lo de aquí cuando afecta a nuestros movimientos, relaciones y bolsillos. Lo de allá sólo sirve para comparar unos gráficos con otros y, llegado el caso, lanzarnos reproches o vender nuestras gestiones.

Antes del bicho había una realidad silenciada, la de las personas mayores de 45 años en situación de desempleo, que representan más del 60% del paro de larga duración.

Así dicho son números también, pero si haces un esfuerzo lo traducirás en miles de familias viviendo el drama de la precariedad.

Más 45 activos estamos trabajando en humanizar el problema, crear conciencia y luchar por soluciones como una ley integral contra la discriminación laboral por edad o edadismo.

Tú puedes contribuir a que no se silencie este drama y el primer paso es asociándote.